La práctica de yoga es un reflejo de la vida. Volvernos fluidos como el agua.

11 Dec 2015

Ayer por la mañana estaba practicando en clase con mi amiga Irene Antón (Yoga Durga) y volví a tomar consciencia de que la práctica de yoga es un reflejo de nuestra propia vida cotidiana. 

 

Habíamos empezado haciendo movimientos suaves en el gato y a veces me daban escalofríos del gusto de sentir mi columna moverse y liberarse. Y bostezaba. Bostezo muchísimo al comienzo de cada práctica. Y cuando Irene decía que soltásemos el rostro realmente podía sentir como se derretía. Esta primera etapa de la práctica me llevó a recordar esos momentos de la vida que son sencillos y aún así me hacen gozar a tope. No se, tomar un té con un amigo, abrazar a mi chico, ver la sonrisa de mis hijos, el olor del aceite esencial de limón...

Y después llegan los saludos al sol y entonces es como entrar en una secuencia con una intensidad que reconozco y en la que puedo regularme con cierta facilidad. Esta parte me conecta con el día a día, con la rutina. Esa en la que nos manejamos bien porque se repite mucho.

Más tarde llegan las posturas de pie. Parsvakonasana. Y el muslo quema y siento el fuego y la intensidad. En mi vida hay también de eso! Y pienso que si en las posturas me quiero alinear con esmero para dar lo mejor de mí dentro de esa intensidad entonces también puedo hacerlo fuera de la esterilla en medio de una "postura que quema". 

Después del calor del muslo una rica uttanasana (flexión hacia delante de pie) que me sugiere una entrega activa, un descanso atento.

Y después viene quizá la parte donde más se aprende de la práctica de yoga. La postura cumbre que desafía mis límites. Donde a veces aparece la frustración, el ego, el miedo y la inseguridad. Donde en ocasiones necesito la ayuda de mi profe, de un amigo, o de bloques, cintas, pared y mantas. En la vida todos vamos a pasar por varias experiencias de este tipo. Experiencias cumbres que son puramente transformadoras. Aunque a veces me gustaría no transformarme tanto, la verdad ;)

El siguiente paso son las posturas que suavizan. Porque dicen que después de la tormenta llega la calma. Y la gran savasana que nos permite hacernos los muertos. Qué genial es tener también esto fuera de la esterilla. Que no estoy pa nadie oiga. Que voy y me hago el muerto. Justo ahí me repongo.

 

La práctica de hatha yoga, al igual que nuestra vida fuera de la esterilla es pura inteligencia, pura perfección y pura danza.

 

Esta semana estoy hablando sobre el segundo chakra Svadhisthana y su relación con el elemento agua. El agua que tiene la cualidad de la fluidez y la adaptabilidad. 

 

Volvámonos fluidos como el agua. Que aprendamos a pasar de un lugar a otro en nuestra práctica de yoga con integridad y ligereza. Que practiquemos en nuestra esterilla la capacidad de adaptarnos como el agua y que ese aprendizaje nos lo llevemos a nuestra vida cotidiana. Porque es ahí donde está el verdadero yoga.

 

Con todo eso me conecté en mi práctica ayer. Con eso y con mis rodillas de señora de 80 años ;( 

Aún así, que placer tan inmenso!

Gracias Irene bonita. Despiertas grandeza porque eres enorme. Un lujo tenerte en mi vida. Quiero caminar contigo hasta el infinito y más allá!

Please reload

Dakshinamurti, el maestro espiritual

March 18, 2019

1/4
Please reload

Posts Recientes

February 11, 2019

December 1, 2018

March 23, 2018

September 13, 2017

December 30, 2016

October 28, 2016

Please reload

Archivo
Please reload

TELÉFONO 670 967 968

DIRECCIÓN: C/ Doctor Calero 19. Local 46. (Tutti Centro)

Majadahonda. Madrid

EMAIL info.shriyogastudio@gmail.com

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco

 

                 SHRI YOGA STUDIO - PILAR GALA  © Copyright 2018 Shri Yoga-Studio. All rights reserved.