⋅⋅⋅⋅⋅

Pilar Gala Hernández

Estoy conectada a la práctica de yoga desde hace veinte años. Los primeros años como practicante. Iba a clases una o dos veces por semana para relajarme y hacer algo "diferente", supongo. Y no se cómo pasó, pero un día me di cuenta que había entrado en las venas. Quizás estuvo allí siempre, en mi ADN. 

Con un deseo gigante de profundizar comienzo a formarme en el año 2004 en la escuela Sadhana. Cuatro años mágicos y transformadores, disfrutando a la vez de dos embarazos, sacaleches, pañales y hormonas locas. En el año 2009 conozco la escuela Anusara® Yoga, una escuela de Hatha Yoga moderna, que basa su enseñanza en la combinación de unos principios de alineamiento biomecánicos, filosofía tántrica y el refuerzo de la Kula (comunidad). Aunque mi práctica y enseñanza es muy abierta, confieso que Anusara ha marcado profundo mi historia con el Yoga.

Me considero una yogini en constante aprendizaje. Necesito nutrirme y renovar lo que he aprendido a cada rato. Por mí misma y también porque siento que es lo que mis alumnos se merecen. Por ejemplo, se ha avanzado muchísimo en los últimos años en el estudio de las fascias y la biomecánica y en cómo aplicar este conocimiento a la practica de Yoga. También veo que cada vez que recibo una misma enseñanza filosófica, se expande la comprensión que tenía. Y lo siento como ir más a la esencia cada vez. Y así voy, a veces ávida, moviéndome como pollo sin cabeza, de una formación a otra, incluso solapándolas, otras más de tranqui, degustando.

Desde aquí también quiero expresar mi infinita gratitud a los profesores que más me inspiran: Carlos Fiel (Escuela Sadhana), Gisela Vázquez, Susana García Blanco, Benita Wolf Galvan (Anusara); Carlos Pomeda, Bill Mahony (Filosofía yóguica, Tantra y meditación); Doug Keller (Yoga Terapéutico); Paul Muller-Ortega y Ezgi Fisher (Neelakantha Meditation).

A mis amigas, compañeras de camino, de tradición, con las que puedo pasarme horas y vidas hablando de yoga, de tantra, de la vida, practicando o riéndonos de las chorradas más grandes. Irene y Tita, nos amo.

A mis alumnos, mil mil gracias. A los que conozco de mucho tiempo, a los que han llegado hace poco, a los que están por venir y a los que marcharon. Nuestra relación es un intercambio constante de información y energía, una vía de dos direcciones. 

A mi familia. A los que cuidan a mis cachorros cuando tengo que estudiar o ir a enseñar. A mi enamorado y a mis hijos por poner límites a mis locuras, porque desde ahí me expando con más consciencia. Todo es perfecto. 

GRACIAS

swing malas ⋅ japa malas artesanales

 

Swing Malas es un proyecto que comparto con Irene Antón que nace del corazón y la ilusión de dos amigas soñadoras y compañeras de camino. 

Puedes verlo entrando en nuestra web www.swingmalas.com, espero que te guste y te haga vibrar tanto como a nosotras. 

  • Instagram
  • Facebook icono social

TELÉFONO 670 967 968

DIRECCIÓN: C/ Doctor Calero 19. Local 46. (Tutti Centro) Majadahonda. Madrid

EMAIL info.shriyogastudio@gmail.com

⋅⋅⋅⋅⋅

 

                 SHRI YOGA STUDIO - PILAR GALA  © Copyright 2018 Shri Yoga-Studio. All rights reserved.

Política de privacidad